sábado, 8 de noviembre de 2008

"El impacto de los meteoritos con la atmósfera contribuyen al cambio climático"

Esta es la afirmación que encontramos en una noticia publicada el 25 de agosto de 2005 por el periódico "El Mundo".

Nos encontramos ante un proceso de calentamiento del planeta muy acelerado. Sin embargo, algunos de los agentes que lo provocan se producen de forma natural. Es el caso de las nubes formadas por las partículas que se desprenden de los meteoritos cuando atraviesan la atmósfera,algo que acaba de descubrirse.

Esto ha provocado que se revisen las anteriores hipótesis al descubir que el polvo de meteorito es mucho más grande de lo que se pensaba, y eso hace que se produzcan algunas reacciones químicas en la atmósfera que inciden sobre el clima. Esto es debido a que los cuerpos celestes que se adentran en nuestro planeta pierden más de un 75% de su masa debido al roce con las distintas capas de la atmósfera.

El científico descubridor declaró que el polvo no sólo era más grande de lo que esperaban sino que también permanece más tiempo en la atmósfera de lo que se pensaba, de una semana a un mes. Por ello, su papel en la climatología es importante en tres campos distintos: influye en la radiación solar, provoca la formación de nubes y causa la ruptura de las moléculas de ozono del mismo modo que lo hacen los aerosoles de los sprays.
Pero este tema se puede también visionar desde un punto de vista educativo, quizás planteando a los alumnos la problemática del uso de sprays que no respetan la capa de ozono y que contribuyen a empeorar su actual estado, intentando ahora con cierta información promover actitudes de respeto y conservación del medio ambiente.